Algunos consejos prácticos

Los pacientes con cáncer también pueden verse bien:

“Verse bien es sentirse bien”. Lo dicen los especialistas, explican que es algo que va mucho más allá de la belleza. Tienen que ver más bien con la aceptación y comodidad que sienta cada ser humano con su imagen. No importa la edad ni el sexo, ni la condición socioeconómica, ni siquiera el estado de salud; por lo general, la gente se siente bien consigo mismo cuando tiene una imagen favorable.

Si por el tratamiento o por el tipo de enfermedad el paciente llega a presentar una afectación en la piel, bien sea en el rostro, cuello, hombros, pecho etc., su reacción normal es tratar de disimularlo. La recomendación es no maquillarlo y acudir al dermatólogo, él es la persona calificada y preparada para realizar un diagnóstico adecuado y ofrecer al paciente una alternativa.

El odontólogo es parte del equipo multidisciplinario con el que usted debe contar. Prevención de complicaciones bucales.

La salud bucal es importante en cualquier individuo, pero más aún en los pacientes con cáncer, porque su calidad de vida puede verse afectada. Es muy importante que antes de empezar con la terapia correspondiente, bien sea quimioterapia, radioterapia, cirugía o la combinación de ellas, la persona a tratar acuda al odontólogo. Esto para determinar si hay necesidad de tratamientos preventivos, o curativos, y así prevenir complicaciones como infecciones durante o posterior a la terapia antineoplásica. Las medidas preventivas principales, tales como consumo nutritivo apropiado, higiene oral eficaz y detección temprana de lesiones orales, constituyen intervenciones importantes previas al tratamiento.

Se recomienda que el paciente proceda a la eliminación de todas las patologías previamente existentes y a un saneamiento bucal completo en un lapso mínimo de 15 a 20 días antes de que comience el tratamiento. Dependiendo del tipo de cáncer que tenga el paciente (la región de la cara y cuello o en el resto del cuerpo) varía la aplicación del tratamiento odontológico, en ocasiones se amerita el comienzo inmediato del tratamiento y no se puede esperar a un lapso previo para la consulta.

Nutritips de alimentación. Estos consejos le ayudarán a sacar un mejor provecho de su alimentación:

  • Si tienes estreñimiento, mareo o vómitos consume caldos sin grasas, consomé, jugos de frutas naturales claros, agua saborizada, té, gelatina.
  • Consume alimentos fáciles de tragar si tienes fatiga o náuseas como compotas, guisos, crema de cereales (trigo, arroz), puré de papas, puré de comida cocida, sopas, alimentos guisados, ensalada de atún.
  • Algunos de estos alimentos le caen muy bien al estómago: queso magro o bajo en grasa, pollo, pescado (cocido a fuego lento o a la plancha), fideos o pasta hervida (sola), arepitas de concha suave o bien la masa de la arepa (sola), papas al vapor, cereales calientes como una crema de arroz, puré de verduras como el ocumo o apio.
  • Estos alimentos son fuente importante de proteínas importantes para tu nutrición. Añade a los alimentos queso duro o semiduro (magro o sin grasa) derretido o rallado; añade ricota o requesón a los guisos, espaguetis u otras preparaciones, consuma leche descremada, una idea puede ser preparar sopas, bebidas, cremas a base de leche. Consuma huevos duros en las ensaladas, en el puré de papas, omelletes.
  • Consuma frutas y hortalizas como fuente de fibra, cuidando siempre que estén bien frescas y cuidadosamente lavadas, evitando frutas muy ácidas como los cítricos, también puede consumir frutos secos o incorporarlos a otros alimentos como el yogurt. Las leguminosas son fuente importante de hierro, consulte con su médico en qué cantidad y con qué frecuencia puede incorporarlas a su menú.